Caminar o el running transforma tu creatividad. ¡DESPIERTA TU MENTE HOY!

el running transforma tu creatividad, deportes
Comparte

 

 

Conocer que el running transforma tu creatividad fue el punto detonante para que esta semana nuestra atención en el deporte se centrara en esta modalidad deportiva. Una disciplina muy popular que bien puede practicarse fácilmente en cualquier parte del mundo e incluso de viaje.

Y así lo demuestra el norteamericano Lenny Maughan, que lleva desde 2015 corriendo por las calles de San Francisco (California). Gracias a la aplicación Strava, una app que conecta a corredores y ciclistas, decidió hacer algo diferente de sus rutas y se lanzó a crear formas únicas, que diseña a medida en cada carrera que practica.

 

Lenny Maughan es la prueba de que el running transforma la creatividad

 

La ilustración de Frida Khalo logró hacerle popular en las redes sociales y consiguió llamar la atención de los medios de comunicación. Con ella, recorrió una distancia total de 46 kilómetros. Maughan en sólo un mes, ya alcanzó las 53 figuras.

Esta forma de mezclar el deporte y el arte recibe el nombre de “Running Art” y en palabras de la escritora Caitlin Shetterly, la relación entre el running y el proceso creativo es como que “Al correr, las ideas burbujean”.

 

Así de poético lo detalla y nos lleva a confirmar que correr o caminar activa una parte del cerebro que concluye en que el running transforma tu creatividad. 

 

En 2014, un equipo de psicólogos de la Universidad de Stanford estudió la eficacia que la acción de caminar tiene en el pensamiento creativo.

Estos, concluyeron que caminar, tanto en exterior como en interior (en una cinta de correr, por ejemplo), estimula la inspiración, porque al menos un 81% de los participantes del estudio experimentaron un aumento de su creatividad.

Se trata de una actividad física que requiere poca actividad cerebral para su puesta en marcha, es decir, nuestro cerebro tiene que dar órdenes muy sencillas a los músculos y al resto del cuerpo para que avancen.

Por lo que, con el tiempo, los movimientos se automatizan tanto que podemos empezar a usar nuestra actividad cerebral en otras cosas, permitiendo entrar en un estado de casi meditación.

Todo esto sumado a que correr en lugares conocidos hace que los estímulos a los que tiene que responder el cerebro se interioricen y que nos pongamos en “piloto automático”.

 

Y es en este momento en el que la imaginación toma los mandos y nos pone en disposición de crear y ordenar ideas en nuestro cerebro.

 

 

¿Te pareció útil el artículo?

Haz click en las estrellas para evaluarlo

Media de Valoraciones / 5. Contador de Votos:

Artículos relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar