El voluntariado en granjas ecológicas: una alternativa solidaria para tus vacaciones

voluntariado en granjas ecológicas
Comparte

 

El voluntariado en granjas ecológicas es una forma de viajar a la vez que se realiza una labor altruista. En cualquier momento y cualquier viajero -en pareja, familia y viajeros independientes-puede convertirse en voluntario, aunque las vacaciones suele ser la ocasión ideal y la más popular.

Se trata de un movimiento mundial que conecta a voluntarios con granjas y productores ecológicos con el fin de obtener experiencias culturales y educacionales basadas en la confianza y en un intercambio no monetario ayudando, de esta forma, a crear una comunidad sostenible global.

 

voluntariado en granjas ecológicas

 

Existen diferentes organizaciones que permiten conectar a las granjas con los voluntarios admitidos. Las más populares son Work away, Helpx y WWOOF (World Wilde Opportunities on Organic Farms).

Cada una de estas organizaciones tiene su página web en donde explican sus normas de ingreso, donde se pueden encontrar las granjas con las que colaboran y el perfil de lo que busca cada una de ellas y qué esperan de los voluntarios.

 

El voluntariado en granjas ecológicas puede ser parte de la aventura de vivir

 

La mayoría incluyen horas de trabajo, que está entre 4 y 6 horas diarias, las actividades que tendrán que realizar, el tipo de acomodación que ofrecen o si hay otras actividades como yoga o talleres de cocina que se puedan realizar sin salir de las instalaciones.

El viaje estará a cargo de la persona que realizará el voluntariado en granjas ecológicas así como los traslados internos y los gastos personales. Y eso es lo único que se paga aparte del coste mínimo de hacerte miembro de una de estas páginas.

Cabe señalar, que es importante que los voluntarios se preparen mentalmente antes de aceptar definitivamente el voluntariado. TRABAJAR EN GRANJAS ECOLÓGICAS NO ES PARA TODOS.

El viajero debe con la mente abierta a cualquier experiencia, dispuestos a aprender y a colaborar en las tareas que impongan y que, por otro lado, si al voluntario le resulta difícil dicha actividad puede solicitar que se la cambien.

 

El único gasto del voluntario estará en el viaje, los traslados internos y los gastos personales

 

Lo habitual antes de aceptar es buscar en foros de internet otras opiniones y experiencias anteriores, pero lo mejor es preguntar a la granja directamente por las condiciones o características del trabajo, del alojamiento o de cualquier otra cuestión que interese.

Realizar esta experiencia nos permitirá llenar nuestra vida de riquezas:

– Aprender cosas nuevas, y conocer diferentes gentes, comidas, estilos de vida…
– Preparar la comida con productos ecológicos recién cosechados.
– Contacto directo con la Naturaleza.
– Contribuir con actividades sostenibles, alejadas del turismo masivo.

Este sistema funciona por el interés altruista de ambas partes. Las granjas quieren enseñar y compartir, y los voluntarios quieren aprender y colaborar. Trabajar como voluntario en granjas ecológicas puede ser parte de la aventura de vivir. Una aventura para todas las edades.

 

 

¿Te pareció útil el artículo?

Haz click en las estrellas para evaluarlo

Media de Valoraciones / 5. Contador de Votos:

Artículos relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar